Blogia
Nuestro hombre en el Bósforo

Parábola de los talentos en la cuesta de Moyano y en la blogosfera

Parábola de los talentos en la cuesta de Moyano y en la blogosfera

Leo en el blog Relataduras, de Juan Carlos Márquez, y copio aquí, que la antología Parábola de los talentos de Gens Ediciones, en la que se incluyen, juntos pero no revueltos, nombres de la narrativa actual como los de Matías Candeira, María José Codes, José Delclaux, Aldara Fernández de Córdova, Elena González, Elena del Hoyo, Julio Jurado, Juan Carlos Márquez, Inés Mendoza, José Luis Pereira, Enrique Triana y este resignado, viejo escritor dominguero, Ignacio Jáuregui,  se encuentra ya a la venta en la caseta nº 8 de la cuesta de Moyano, junto al resto de la colección Guermantes de Gens.

Si no os apetece acercaros hasta Moyano o si vivís fuera de Madrid (como yo mismo) podéis encontrar la Parábola en las principales librerias de la capital y en las librerías más decentes de muchas capitales de España; donde, si no atiborra los estantes ni desborda —ejem— los anaqueles de superventas, sólo hay que pedirlo (distribuye Carrasco Libros SL, carrasco-libros@terra.es); o también en la propia sede de Gens (Santa Inés, 4, junto al Museo Reina Sofía) o en su página www.gens.es.

Y puesto a copiar, copio sin permiso estos enlaces a algunas críticas del libro:

http://www.papelenblanco.com/tag/parabola+de+los+talentos

http://elsindromechejov.blogspot.com/2007/03/parbola-de-los-talentos-antologa-de.html

http://ciertadistancia.blogspot.com/2007/04/parbola-de-los-talentos.html

http://alasdealbatros.blogspot.com/2007/03/subjetivo-cumplido-y-iv.html

http://nienunmillon.blogspot.com/2007/02/parbola-de-los-talentos.html

e invito desde aquí a los posibles lectores a que nos hagan llegar otras reseñas que puedan conocer, o aún mejor, a que contribuyan con las suyas propias. Parábola de los talentos es un buen libro, lleno de magníficos relatos y momentos literarios sublimes. Y de verdad —créeme, abuela— que no es porque yo participe. Guiño

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Ignacio Jáuregui -

Cielos, Miguel Angel. Es un honor y una ilusión tenerte por aquí, y seas mil veces bienvenido. Además, es una casualidad diabólica, porque he terminado hace media hora "El rapto de Woody Allen" (voy leyendo simultáneamente tu libro, las Memorias de Mark Twain, una novela de David Lodge, cuentos de RL Stevenson, cuentos de Ian McEwan, y desde ayer, la última de María Tena, y me estoy armando un follón mental que no veas). Y no sólo me ha encantado tu cuento (otro más en un libro espléndido), sino también, otra casualidad, me ha recordado a un cuento propio, "Cariño gordo" (publicado por Adamar/E.de E. en el libro colectivo "Tusitala"), que es, de alguna forma, la otra cara de la moneda (aunque los relatos no tengan nada que ver entre sí).
Gracias mil por asomarte aquí, por tu mensaje de bienvenida y tu promesa de leerme, como si Blogolandia no estuviera ya superpoblada de textos.
Un abrazo.

Miguel ángel muñoz -

Hola, Ignacio. Tenía ganas de pasar por aquí y dejarte un mensaje de bienvenida al mundo de los blogs, saludo, y promesa de ir leyéndote.
Mucha suerte merecida con ese libro que os pertenece a todos y, afortunadamente, a los lectores que poco a poco va a ir teniendo.

Ignacio -

Ella/She/Elle/Lei, un quintal de gratitud por estar siempre por ahí. Y a fé mía que tienes razón en algo que decías en tu "blorgía": si me hicieran en Bilbao (siquiera en casa) la mitad de caso del que me hacéis vosotros, sería el auténtico rey del mambo.

Besos con salsa y merengue.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ella y su orgía -

¡Ah!, sí, y que viva, que viva, esa caseta 8 de Moyano que nos mantiene pegaditos.

Más besos orgiásticos.

Ella y su orgía -

Ignatxio, que no me olvido de ti, ni de tu universo bosforil, que es que estoy hasta el cueeeeeeeeello.

Besos acelerados y muy muy orgiásticos.

juan carlos -

Y muy bien copiao. Ya van quedando menos excusas para no comprarse los libros de Gens.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres